Regional

En Coyhaique aplican condena al primer caso bajo ley de acoso callejero

Justicia ordena 21 días de prisión y pago de 245 mil pesos a sujeto de 46 años.

El ciudadano de 46 años, Segundo Manuel Díaz Fuentes, es el primer condenado bajo la ley de acoso Callejero en Coyhaique, de acuerdo a sanción de la Justicia que dictamino 21 días de prisión y el pago de cerca de 245 mil pesos. Sobre el particular el fiscal, Luis Contreras, manifiesta “Carabineros de servicio en la población específicamente en la calle Pedro Aguirre Cerda, acogió denuncia de dos jóvenes de 15 años de edad, que dieron cuenta que una persona en estado de ebriedad habría realizado en perjuicio de ellas acciones de connotación sexual, específicamente el sujeto las abordo profirió palabras soeces, insinuantes de connotación sexual además de acariciar la pierna a una de ellas”. Tras su detención y presentación ante el tribunal, se solicitó y se aceptó un procedimiento simplificado “Toda vez que esta persona tenia faltas anteriores bajo la tipificación de faltas a la moral y buenas costumbres”, especifico el persecutor. Es el primer condenado bajo la nueva ley que entro en vigencia en mayo de este. Para la información necesaria adecuada vale señalar que, el cuerpo legal estipula que “se castigará con la pena de presidio menor en su grado mínimo y multa de cinco a diez unidades tributarias mensuales, al que en lugares públicos o de libre acceso público y que por cualquier medio capte, grabe, filme o fotografíe imágenes, videos o cualquier registro audiovisual, de los genitales u otra parte íntima del cuerpo de otra persona con fines de significación sexual y sin su consentimiento. Se impondrá la misma pena de presidio menor en su grado mínimo y multa de diez a veinte unidades tributarias mensuales, al que difunda dichas imágenes, videos o registro audiovisual a que se refiere el inciso anterior”. Por otro lado, se define que “comete acoso sexual el que realizare, en lugares públicos o de libre acceso público, y sin mediar el consentimiento de la víctima, un acto de significación sexual capaz de provocar una situación objetivamente intimidatoria, hostil o humillante, y que no constituya una falta o delito al que se imponga una pena más grave, que consistiere en: Actos de carácter verbal o ejecutados por medio de gestos. En este caso se impondrá una multa de una a tres unidades tributarias mensuales; conductas consistentes en acercamientos o persecuciones, o actos de exhibicionismo obsceno o de contenido sexual explícito. En cualquiera de estos casos se impondrá la pena de prisión en su grado medio a máximo y multa de cinco a diez unidades tributarias mensuales”. Cuando una nueva normativa es publicada en el Diario Oficial, se entiende que todo ciudadano debe darse por notificado. (Prensa:www.radiolicarayen.cl)