Nacional

Bachelet advierte sobre “una reducción del espacio democrático” en Brasil

Tras la reacción de Bolsonaro, Presidente Piñera lamento y dijo no compartir en nada su apreciación.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió sobre una “reducción del espacio democrático” en Brasil, en especial con ataques contra los defensores de la naturaleza y de los derechos humanos. En una rueda de prensa en Ginebra, Suiza, la expresidenta chilena también señaló que hubo un “aumento” del número de personas que murieron a manos de policías en este país, conducido por gobernante extrema derecha, Jair Bolsonaro. Esta violencia afecta de manera desproporcionada a los afrobrasileños y a las personas que viven en las favelas, precisó Bachelet, al tiempo que lamento el “discurso público que legitima las ejecuciones sumarias” y la persistencia de cierta impunidad. Denunció además la voluntad del gobierno brasileño de liberalizar la posesión de armas. En lo que respecta a los defensores de los derechos humanos, la comisionada indicó que al menos ocho murieron en el país entre enero y junio, precisando que la mayoría de estas muertes sucedieron en litigios por propiedad. “Explotación ilegal de recursos naturales, principalmente agrícolas, forestales y mineros”, enumeró la delegada, para quien esta “violencia ligada a la protección del medioambiente” se ha observado en todo el país y afecta “sobre todo a las comunidades indígenas”. Desde su llegada al poder el 1 de enero pasado, el jefe de Estado brasileño propugna el desarrollo de la agricultura y de la ganadería en la Amazonía, así como la extracción minera -incluido en las reservas indígenas- en los muy ricos subsuelos amazónicos. Los miembros de las tribus de la selva amazónica se enfrentan desde hace tiempo a las presiones de los mineros (garimpeiros), de ganaderos y leñadores, pero los activistas que luchan por sus derechos señalan que las amenazas que pesan sobre ellos se intensificaron desde que asumió el mandatario. Además, la deforestación que avanza bajo su gobierno, es considerada por los especialistas, ampliamente responsable de los incendios en la Amazonía. “En lo que respecta a la Amazonía, el 33% de los incendios se producen en tierras indígenas o en lugares protegidos”, detalló Michelle Bachelet. Al respecto, el  Presidente Sebastián Piñera remarcó en La Moneda que no comparte “en absoluto la alusión hecha por el presidente Jair Bolsonaro respecto a una expresidenta de Chile (Michelle Bachelet) y especialmente en un tema tan doloroso como es la muerte de su padre”. En un breve punto de prensa el Mandatario se refirió así a lo señalado por el presidente brasileño en esta jornada, quien tras conocer las opiniones emitidas por la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU en cuanto a que la administración del gobernante de Brasil está “reduciendo los espacios democráticos” al permitir la represión policial contra defensores de los derechos humanos y del medioambiente, este contestó de inmediato. Bolsonaro, en su cuenta de Twitter, retrucó: “Dice que Brasil pierde espacio democrático, pero se olvida que su país no es una Cuba gracias a que tuvieron el coraje de dar un basta a la izquierda en 1973, entre esos comunistas a su padre brigadier en esa época”. Los dichos del mandatario de Brasil fueron cuestionados en nuestro país. El presidente del Senado, Jaime Quintana, destacó que “esperamos una respuesta contundente del Presidente Piñera y de la Cancillería”. Piñera partió diciendo que las “declaraciones emitidas por la alta comisionada deben ser debidamente justificadas con los antecedentes y la evidencia que corresponden las que no fueron públicamente acompañadas en esta ocasión”. “Toda persona tiene derecho a tener su propio juicio histórico sobre los gobiernos que tuvimos en Chile en la década de los ’70 y los ’80. En esta materia es de público conocimiento mi permanente compromiso con la democracia, la libertad y el respeto a los derechos humanos en todo tiempo, lugar y en toda circunstancia”, indicó el Jefe de Estado. El Jefe de Estado hizo hincapié en que “sin perjuicio de las distintas miradas que pueden existir respecto a los gobiernos que tuvimos en la década de los 70 y 80 estas visiones deben expresarse con respeto por las personas”. En este sentido, sostuvo que no compartía “en absoluto la alusión hecha por el presidente Bolsonaro respecto a una expresidenta de Chile (Michelle Bachelet) y especialmente en un tema tan doloroso como es la muerte de su padre”.