internacional

Panorama Mundial

Comienzan las elecciones legislativas en Egipto

Los egipcios comenzaron a votar este sábado (24.10.2020) en unas elecciones legislativas de previsible resultado, ya que la victoria de la coalición que apoya al presidente Abdel Fatah al Sisi, un ex general que gobierna al país desde hace seis años, parece garantizada. Unos 63 millones de electores, en una población de 101 millones de este país del norte de África, están llamados a elegir a los 568 parlamentarios de los 596 que integran la cámara baja. El resto de los diputados serán designados por este ex general convertido en presidente, y cuyo gobierno ha silenciado en los últimos años cualquier atisbo de oposición política seria. La votación tiene lugar en dos fases: la primera, prevista sábado y domingo, cubrirá 14 gobernaciones, y la segunda, a principios de noviembre, las 13 restantes. Las segundas vueltas se llevarán cabo en noviembre y diciembre. Al igual que en las elecciones al Senado celebradas en agosto, las autoridades electorales entregan tapabocas gratuitos a los votantes, que deben seguir las normas de higiene, ya que se teme una segunda ola de la pandemia de coronavirus en el país. Desde hace algunas semanas, los carteles gigantes con el rostro de los candidatos -unos 4.000 independientes y ocho listas- han adornado las ciudades egipcias. Muchos candidatos hacen campaña por mensaje de texto a los teléfonos celulares y con videos en línea. Teniendo en cuenta el número limitado de candidaturas de oposición, la victoria de la coalición progubernamental liderada por el partido Mostakbal Watan, "Futuro de la Nación" no da lugar a dudas. Al Sisi fue elegido en 2014 con el 96,9% de los votos. El parlamente de 2015 fue el primer en instalarse después de que el ejército expulsara del poder al líder islamista Mohamed Mursi, que hizo frente a gigantescas manifestaciones un año después de convertirse en el primer presidente elegido democráticamente.  (afp/ap)
Tensión diplomática entre Washington y Ankara
El ministro del Interior de Turquía, Süleyman Soylu, ha criticado este sábado (24.10.2020) duramente el anuncio público de la embajada estadounidense en Ankara, difundido ayer por la noche, que advertía de "posibles ataques terroristas" contra extranjeros, en Estambul y el resto del país. "Un Estado grande tiene responsabilidades. No debería crear desorden haciendo lo que quiere y como quiere", dijo Soylu en un encuentro con la prensa, según informa el diario Habertürk. En el comunicado estadounidense, la embajada aseguraba haber "recibido información creíble de posibles ataques terroristas y secuestros de ciudadanos estadounidenses y otros extranjeros en Estambul". Anunciaba con este motivo la suspensión temporal de la atención al público de las legaciones en Ankara, Estambul, Adana y Esmirna. "Por supuesto puede haber evaluaciones de los servicios secretos. Pero difundir las decisiones tomadas en internet, incriminando a otro país, no es una actitud correcta", insistió el ministro turco. "Nosotros también recibimos informaciones de los servicios secretos, tanto de los nuestros como de otros países, y estamos muy atentos. Pero cuando damos con algo, poner en internet -Puede que estemos frente a un ataque terrorista y por eso suspendemos la atención a visados- tiene que ver con requisitos diplomáticos", dijo Soylu. "La actitud de la embajada estadounidense carece de buenas maneras, y mucho menos se atiene a los requisitos de la diplomacia", concluyó el ministro. Las relaciones entre Turquía y Estados Unidos, que llevan meses con altibajos, se tensaron ayer, horas antes del anuncio de la embajada, al confirmar el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, un ensayo con un sistema de misiles antiaéreo ruso S-400, agregando que no le importaría la opinión de EE. UU.;  al respecto. Horas más tarde, el Pentágono condenó "en los términos más rotundos posibles" el ensayo turco que, dijo, "pone en serios riesgos la relación de seguridad" entre ambos países. Hoy mismo, el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, insistió en que Turquía empleará el sistema S-400 y rechazó que fuera incompatible con la cooperación en la OTAN, como ha afirmado reiteradamente la propia Alianza Atlántica. (efe/afp)
La Osiris-Rex recogió suficientes muestras de Bennu, confirma la NASA.
La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, en inglés) de los Estados Unidos anunció este viernes (23.10.2020) que las muestras recogidas por su sonda Osiris-Rex, sobre la superficie del asteroide Bennu son "más que suficientes". La sonda Osiris-Rex recogió las muestras el pasado martes pero se estaba a la espera de que se confirmase si se habían alcanzado los 60 gramos que se habían marcado como objetivo mínimo. En un comunicado, la NASA confirmó que pudo comprobar a través de imágenes enviadas por la sonda que el recolector de muestras está lleno y que lo recogido es "más que suficiente". De hecho, detalló que se están perdiendo lentamente algunas partículas debido a que piezas más grandes no han permitido que el recolector se selle del todo.
A 320 millones de kilómetros de la Tierra
Es por ese motivo que la NASA anunció que cancela la prueba que tenía que hacer este fin de semana para medir el tamaño de la muestra y que ahora procederá a almacenarla directamente para que no se pierda más. "Aunque es posible que tengamos que movernos más rápido para almacenar la muestra, no es un problema grave. Estamos muy emocionados de ver lo que parece ser una muestra abundante", dijo el administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, Thomas Zurbuchen. Bennu se encuentra a más de 320 millones de kilómetros de la Tierra y la sonda llegó al asteroide tras un trayecto de más de cuatro años, ya que fue lanzada en septiembre de 2016 de Cabo Cañaveral. La Osiris-Rex llegó a Bennu el 3 de diciembre de 2018 y empezó a orbitar el asteroide el 31 de ese mismo mes.Este martes la sonda contactó con el asteroide y arrojó nitrógeno comprimido sobre su superficie para levantar polvo y grava para recogerla para la muestra.
Una ventana a los inicios del sistema solar
La NASA destacó entonces que el asteroide Bennu "ofrece a los científicos una ventana al sistema solar primitivo, ya que empezó a tomar forma por primera vez hace miles de millones de años y arroja ingredientes que podrían haber ayudado a sembrar la vida en la Tierra". Si la misión se confirma exitosa, en marzo de 2021 -la próxima vez que Bennu se alinee con la Tierra de forma adecuada- la Osiris-Rex emprenderá su vuelta. Su aterrizaje en paracaídas está previsto para el 24 de septiembre de 2024 en el desierto de Utah. (efe, reuters, ap)