Internacional

Detienen Al Jefe De La UOCRA De Bahía Blanca Con Bolsas De Billetes, Armas Y Droga

Es Humberto Monteros Que Está Acusado De Extorsión Y Asociación Ilícita. Además, Cayeron Otros 10 Sindicalistas Del Gremio. Vidal Lo Había Denunciado Públicamente Y Un Fiscal Abrió La Investigación De Oficio.

Humberto Monteros, ex jefe de la UOCRA de Bahía Blanca, se convirtió en el cuarto jerarca sindical en caer preso. El dirigente, bautizado el "Pata" Medina bahiense, fue detenido en Monte Hermoso, acusado por extorsión y asociación ilícita por la Policía bonaerense. En una maratón de allanamientos, la Justicia detuvo a Monteros, quien fue su segundo en el gremio, José Bernardo Burgos y a otros nueve dirigentes que formaron parte de la cúpula del sindicato de la construcción. Al momento de la detención Monteros tenía en su poder 5.252.000 pesos y casi 100.000 dólares, 5 gramos de cocaína y plantas de marihuana. Según la Justicia eran para consumo personal. También tenía dos pistolas, una revolver tipo pistolón y una 9 milímetros. Su caso se suma a una seguidilla que arrancó con la detención de Omar "Caballo" Suárez (SOMU), siguió con Juan Pablo "Pata" Medina (UOCRA La Plata) y se amplificó, la semana pasada, con la detención en Uruguay de Marcelo Balcedo (SOEME). El expediente Monteros tiene su propia lógica. En septiembre pasado, María Eugenia Vidal cuestionó en público el accionar de la UOCRA de Bahía Blanca. Lo hizo días después de la detención de Medina en La Plata. Ante eso, la Fiscalía General de Bahía Blanca a cargo de Juan Pablo Fernández inició una causa de oficio que quedó en manos del fiscal Gustavo Zorzano. La investigación avanzó y derivó en los allanamientos y detenciones ocurridos en la madrugada del jueves. El dato no es menor. En el caso bahiense intervino la justicia provincial mientras que en los demás, incluso Medina y Balcedo, se trató de magistrados federales. Avanzan, en paralelo, otras causas e investigaciones. Una de ellas refiere a supuestas maniobras de fondos en el gremio de Camioneros cuyo titular es Hugo Moyano mientras que Pablo, su hijo, es investigado por los negocios en el club Independiente. La avanzada judicial tiene otro rasgo: ocurre en medio de una crisis interna de la CGT, cuyo triunvirato está cuestionado y se habla de una disolución en marzo o abril, y cuando el Gobierno enfrió su proyecto de reforma laboral. Asoma, en paralelo, un matiz político. Luis Barrionuevo, jefe del gremio gastronómico, uno de los caciques sindicales que más se enfrentó con los Kirchner, lanzó un comentario temerario: recordó que tanto Raúl Alfonsín como Fernando De La Rúa se enfrentaron a los gremios y no terminaron sus mandados. Fue, claro, una analogía con lo que intenta hacer Mauricio Macri. Ayer, desde la UOCRA central que comanda Gerardo Martínez, se despegaron de lo ocurrido en Bahía. Recordaron que en octubre se intervino esa seccional como se hizo con La Plata luego de la detención de Medina. Martínez, uno de los jefes sindicales "dialoguistas" con la Casa Rosada, comanda un gremio que aparece salpicado en este tipo hechos (primero Medina, ahora Monteros) ante los que parece reaccionar tardíamente. El caso bahiense tiene similitudes con lo de Medina, casi que repite un supuesto modus operandi. La causa fue caratulada como asociación ilícita y extorsión porque "era un grupo de personas dirigidas y organizadas por los dos jefes máximos de la Uocra local Monteros y Burgos, que dirigían a los restantes partícipes de esta asociación ilícita", con un modo de operar "en función del cual coaccionaban y extorsionaban a empresarios del ramo de la construcción", dijeron a Clarín fuentes judiciales. El sistema consistía en pedir a las empresas "sumas de dinero o contratar las empresas de ellos mismos o vinculadas a familiares -con sobreprecios-, que les dejaban importantes ganancias bajo apercibimiento de paralizarle las obras o de hacerle asambleas", agregaron las fuentes consultadas. El fiscal citó, como ejemplo, que detectaron extorsiones a una sola empresa que van de los 400.000 a los 750.000 pesos. Cristian Ritondo, ministro de Seguridad bonaerense, habló ayer sobre la detención: consideró a Monteros como una "lacra" y aseguró que el gobierno provincial "seguirá luchando contra las mafias". Monteros fue electo al frente de la UOCRA en 2005, cuando se impuso por apenas 4 votos a la lista opositora. En diciembre de 2016 fue reelecto por un margen mayor. En octubre pasado fue desplazado. En las elecciones de 2017, apoyó la postulación a senadora de Cristina Kirchner por Unidad Ciudadana. "Es una persecución del gobierno", alcanzó a decir el ex secretario general de la UOCRA Humberto Monteros, al ser ingresado ayer a la delegación local de la DDI, donde fue alojado, a la espera de la citación judicial. El resto de los detenidos son José Bernardo Burgos (ex secretario adjunto), Pablo David Gutierrez (ex secretario de Difusión), Aníbal Alejandro Aranda (ex subsecretario gremial), Nelson Damián Cabrera (ex delegado), los ex vocales Mario Matías González, Raúl Ernesto Erbín y Sergio Vazquez, el ex congresal Carlos Ariel Carrillo y David Muñoz. Anoche el fiscal comenzaba a indagarlos. (Fuente: clarin.com)