Regional

Femicidio Frustrado: Sujeto Fue Encarcelado Por Acuchillar A Su Pareja En Cabeza, Cuello Y Espalda

Coyhaiquino Genero Escena De Celos Que Desembocó En Una Discusión Y Posterior Golpiza.

Como Víctor Manuel Tureuna Soto fue identificado el protagonista de un nuevo hecho de violencia contra una mujer acaecido este sábado, quien luego de estar bebiendo por varias horas con su pareja en un domicilio de calle Cacique Carmen, en la población Simón Bolívar, protagonizó una discusión producto de los celos y la comenzó a golpear con puños y puntapiés por todo el cuerpo, incluso utilizó dos cuchillos para asestar varias puñaladas en la cara, cuello y espalda de la víctima. La Fiscalía catalogó las lesiones como prueba suficiente para determinar que hubo un intento de femicidio por parte del victimario, lo que sumado a su alto prontuario de antecedentes penales, el juez Pablo Miño decretó la medida de prisión preventiva y un plazo de investigación de sesenta días, además de arriesgar una pena de presidio que va desde 10 años y un día a 15 años de cárcel efectiva. La mujer desesperada intentó arrancar en varias ocasiones del hogar, acciones que aumentaron la ira del agresor, quien intentó herir las partes vitales de la fémina con uno de los cuchillos y en su afán de protegerse de esta agresión, la víctima terminó con uno de sus brazos fracturados. Fue en ese momento, en que hizo entrar en razón a este sujeto por unos minutos, lo que fue aprovechado por la mujer para escapar del lugar y pedir ayuda a unos jóvenes que se encontraban cerca de esta vivienda, quienes viendo el cuerpo ensangrentado de la víctima llamaron inmediatamente a personal del Samu, cuyo equipo de emergencia brindó las primeras atenciones y posteriormente la trasladó al Hospital Clínico de Magallanes. Minutos después se hizo presente Carabineros, para detener a Víctor Tureuna, quien no quiso entregarse de manera voluntaria, razón por la que los efectivos policiales solicitaron al juez de turno una orden de detención. Fueron estos valiosos minutos los que aprovechó este sujeto para alterar el sitio del suceso, limpiando la sangre tanto de la cocina, como de los cuchillos utilizados, para luego entregarse ante los representantes del orden público, quienes llegaron con la orden de detención. Este agresor se habría encontrado bebiendo junto a la afectada en el hogar de su madre, ubicado en calle Cacique Carmen, cuando un llamado telefónico habría provocado los celos del agresor, quien comenzó a agredir con golpes de puño a la mujer. Durante la audiencia judicial, el fiscal Felipe Aguirre señaló que la calificación del delito corresponde a un femicidio frustrado, de acuerdo a la declaración de la víctima: “Ella señala que este sujeto le asestó varias puñaladas en el cuerpo y algunas de ellas dirigidas directamente al cuello, por lo que en su afán de proteger esta zona vital, se escudó con ambos brazos y producto de los embates de su agresor, sufrió la fractura del antebrazo”. Por otra parte, la defensora penal pública, Vania Cáceres, señaló que las declaraciones tanto de su defendido como de la víctima son bastante contrarias, específicamente en que ésta última no incluyó en su testimonio la presencia de un testigo clave “un familiar de mi defendido estuvo en el lugar de los hechos y según los antecedentes que manejamos, su versión descartaría el delito de femicidio frustrado”, aclarando que esto disminuiría la pena carcelaria de su representado.  (Fuente: laprensaaustral.cl)